Existen diferentes protocolos para garantizar la bioseguridad en la empresa, en este artículo le contamos cuatro pasos a tener en cuenta.

Las compañías están comenzando a diagramar su protocolo de bioseguridad buscando cuidar a sus empleados en la empresa; este proceso no resulta sencillo debido a la complejidad que ha demostrado el coronavirus en su corto tiempo de aparición. El objetivo principal para los responsables de brindar las condiciones de seguridad e higiene adecuadas es establecer procedimientos y medidas de prevención con el fin de preservar la salud y disminuir los contagios. En este artículo repasaremos los 4 pasos necesarios para garantizar la bioseguridad en la empresa.

Contexto actual

A partir de la pandemia el personal se distanció, dividiéndose entre aquellos que son trabajadores esenciales, quienes hacen tareas eventuales, los teletrabajadores y el personal externo. Muchos de ellos se encuentran en el espacio laboral y necesitarán medidas de bioseguridad para evitar contraer COVID-19 dentro de este ámbito.

Esta situación genera preocupación entre los empleados, según un informe realizado por Opinaia, el 53% de los trabajadores encuestados experimenta algún tipo de temor ante la vuelta al trabajo presencial, siendo los miedos principales: el contagio, que no se respete el distanciamiento social y no contar con las normas de bioseguridad adecuadas. Por otro lado transmiten que para sentirse seguros, las empresas deberían colocar estaciones sanitizantes, acondicionar los espacios en base a las distancias recomendadas y modificar la distribución de los puestos de trabajo.

Pasos para la bioseguridad en la empresa

Si bien la adaptación de los espacios de trabajo puede resultar un gran esfuerzo, gracias a su rapidez de ejecución e implementación, las herramientas tecnológicas permiten resolver este desafío para cumplir con todos los protocolos. Estas soluciones están pensadas para aplicarse en las distintas etapas que se deben tener en cuenta para el cuidado del personal a la hora de retomar sus tareas en en las empresas. Desde Grupo Datco recomendamos los siguientes cuatro pasos:

Paso 1: Autodiagnóstico

Antes de que los empleados salgan de sus casas es recomendable que realicen un test de autodiagnóstico para poder descartar síntomas compatibles con la enfermedad. Las app corporativas desarrolladas para gestionar el cuidado de la salud de los empleados pueden ayudar a realizar este seguimiento y, si hay algún caso sospechoso, brindarle la asistencia médica necesaria.

Paso 2: Accesos seguros

En este paso es importante implementar la automatización de las puertas de entrada para que el personal evite manipular elementos de uso común. Asimismo, la desinfección mediante cabinas de ozono y la medición de temperatura se transformaron en herramientas fundamentales para evitar el ingreso del virus y prevenir el contagio entre empleados.

Si bien la adaptación de los espacios de trabajo puede resultar un gran esfuerzo, gracias a su rapidez de ejecución e implementación, las herramientas tecnológicas permiten resolver este desafío.

Paso 3: Distanciamiento social

Aún realizando las desinfecciones correspondientes y todos los pasos que certifiquen que el empleado no presenta síntomas, es posible que existan casos asintomáticos. Por eso, el distanciamiento social dentro de la empresa es clave: contar con señalización visual, auditiva y controlar su cumplimiento mediante cámaras y software de conteo de personas le facilita esta tarea al personal de seguridad.

Paso 4: Sin contacto

En este punto hay que prestar atención al funcionamiento interno de la compañía, donde todos los colaboradores deberán contar con los recursos necesarios para no tocar los elementos de uso común, tales como interruptores de luz, puertas internas o dispositivos para reuniones virtuales. Con la tecnología BYOD es posible conectarse mediante dispositivos propios, sin necesidad de contacto con el equipamiento de la organización.

Debido al contexto actual, la mayoría de las empresas está pensando o ejecutando la vida post cuarentena con protocolos de bioseguridad que se amolden a la gravedad del problema. Sin dudas el COVID-19 llegó para cambiar nuestras costumbres en todos los niveles y las compañías no están exceptuadas, el cuidado de la salud de los empleados es prioritario en en esta nueva normalidad.